El vértigo y la recompensa

marzo 28, 2018 32 edición · ·
Leiva en los Premios Goya

Foto: ©Enrique Cidoncha

Leiva consiguió el Goya a Mejor Canción Original por La llamada

 

Primera nominación y primer Goya para Leiva por el tema homólogo para La llamada, de Javier Ambrossi y Javier Calvo. El conocido cantautor madrileño no puede contenerse. “Es un premiazo. Indudablemente por lo que significa. Siempre lo vimos desde pequeños por la tele y uno nunca se proyecta ahí. Como objeto es hermoso además. Lo viví con cierta calma porque nunca pensé que me lo fueran a dar. Nunca. Así que me tomé unos cuantos vinos y lo viví todo como invitado más que como implicado. En el paseíllo a recogerlo pensé “¡Y ahora qué coño digo¡ Se lo dije a Leonor –Watling- en el abrazo!”

Por Miguel Ángel Ordonez y David Rodríguez Cerdán

 

Leiva entró en contacto con el proyecto por su pareja -Macarena García, protagonista de la cinta y a quien dedicó el premio- y como él nos cuenta “vi la obra de teatro varias veces con las cuatro actrices que posteriormente conformaron el reparto de la película. Era una gozada ver aquello. Había un nivel de comunicación entre ellas que te atrapaba por completo. Me siento privilegiado de haberlo visto. Es una obra valiente y auténtica que nace desde un lugar muy auténtico. En esa época conocí a Los Javis y me propusieron hacer la banda sonora y la canción del filme. Yo tenía mis dudas pero ellos lo veían ultra claro todo. Tienen ese ‘power’ que te contagia.”

A la hora de elaborar la música, Leiva dice que “el hilo de donde yo tiro para hacer tanto la banda sonora como la canción es el optimismo y el “no juicio”. En estos tiempos donde los medios de comunicación te están diciendo cada día quienes son los malos y los buenos, me parecía muy saludable una historia así. Para la banda sonora me inspiré en las bandas municipales. Ese punto medio desafinado y crudo de ocho metales y una caja tocando todos al unísono, pensé que encajaría bien con el aroma esperanzador de los personajes. También aportaba cierta nostalgia que sobrevuela en la peli. Les propuse ese universo y les mostré la instrumentación y melodía principal que veía. La verdad, en seguida compraron y mejoraron mi idea. Trabajamos mucho juntos los tres en el estudio. Fue una gozada de proceso.”

Un proceso bastante intuitivo y visceral que prácticamente salió solo, algo natural para él. “La canción la escribí la noche que me lo propusieron. Me resultó tan inspirador el proyecto que me encerré ese mismo día y salió casi de un tirón. Tenía claro que debía tener un carácter muy desnudo, cero grandiosidad, pero era importante que hubiera una sensación de cambio al final como el que vive cada personaje. Me puse con esa idea y fue llegando. Esa parte instrumental de piano representa claramente el nuevo camino. El vértigo y la recompensa. Dos palabras clave para tirar de ellas. La canción nace de esas dos palabras de hecho.”

Con un nuevo disco en preparación y varios proyectos sobre la mesa, Leiva no descarta volver al cine si la ocasión se presenta. “Ojalá pueda seguir vistiendo con música historias tan maravillosas como La llamada”.

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!