Los Premios Goya llevan la película Padre no hay más que uno al Centro Penitenciario Málaga

Santiago Segura y Toni Acosta respondieron a las preguntas de los internos tras la proyección

En el marco de la 34 edición de los Premios Goya y con el fin de acercar el cine a los internos, contribuyendo así a su proceso de reinserción social, la Academia de Cine presentó este viernes Padre no hay más que uno en el Centro Penitenciario Málaga. Tras la proyección de la que es la película española más vista de 2019, el salón de actos del Módulo de Preventivos ha tenido lugar un coloquio en el que los 170 internos e internas han conversado con su director y protagonista, Santiago Segura, y Toni Acosta, actriz principal de este filme que ya rueda su segunda entrega.

Los internos, que recibieron al cineasta y a la intérprete con aplausos, manifestaron que la historia les había hecho reír y también pensar. “Compartir la película con vosotros es una experiencia nueva y gratificante. Pensaba que como no era una entrega de ‘Torrente’ no os iba a gustar y el recibimiento ha sido maravilloso”, les dijo Segura.

La mayoría de las preguntas de los internos fueron para Segura –¿es autobiográfica?, ¿con qué entrega de Torrente te quedas?, ¿pagas a tus amigos que hacen cameos en tus películas?–, a quien también le contaron chistes, le felicitaron por su papel en El día de la bestia, y uno de ellos, que estudia arte dramático en el centro, se ofreció a  trabajar sin cobrar “pero solo la primera vez”.

“Me has dado una lección de vida, me has enseñado a ser padre y a luchar por la familia”, le confesó uno de los reclusos, comentario que emocionó al director, actor y productor. “Si me dejan, voy a seguir haciendo películas. He apartado a ‘Torrente’ y ahora estoy con los niños. Padre no hay… es una comedia de evasión, simpática, es la historia más vista del año pasado –ha superado los 2,5 millones de espectadores–”, indicó el cineasta.

Encantados por conocer en persona a Segura, que se documentó sobre los centros penitenciarios en España antes de visitar el de Alhaurín de la Torre, el cineasta hizo gala de su ingenio y chispa en el encuentro. “El humor ayuda en todo”, apostilló. La proyección también contó con la presencia de la productora de la cinta, Mª Luisa Gutiérrez.

Por segundo año consecutivo, la Academia de Cine acerca la cultura y el cine español a aquellos hombres y mujeres que están privados de libertad, recordó el vicepresidente de la institución, Rafael Portela. El año pasado, se presentó Campeones en el Centro Penitenciario Sevilla I, de la mano de Jesús Vidal y Javier Fesser.

 

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!