Miguel Herrán gana el Goya al Mejor Actor Revelación

©Alberto Ortega

©Miguel Córdoba

El malagueño Miguel Herrán recibe a los 19 años el Goya al Mejor Actor Revelación de manos de María León y Juan Echanove. Un emocionado Herrán recordó a su madre en su discurso de agradecimiento, aunque sus palabras más inspiradoras fueron a su director en A cambio de nada, Daniel Guzmán: “Has conseguido que un chaval sin ilusiones descubra un mundo nuevo, quiera estudiar, quiera trabajar y esté disfrutando de esta nueva vida como si no hubiera otra. Me has dado una vida, Daniel.” En el patio de butacas Guzmán estallaba en lágrimas ante el triunfo de su joven pupilo.

Darío, el adolescente de 16 años que se escapa de casa por problemas familiares, es la primera aventura del malagueño en el mundo de la interpretación. Herrán recuerda con cariño las desastrosas primeras pruebas de cámara que hizo para Daniel Guzmán, el director que cambió su vida cuando lo escogió para protagonizar A cambio de nada: “Realicé tres en tres días seguidos y las tres fueron las pruebas más desastrosas que jamás se han hecho en cine. Pero a pesar de todo me cogió, y aún no sé por qué”. Tras ganar el Goya, Herrán seguirá formándose como actor en William Layton, la misma escuela de interpretación en la que se formó su director y ahora amigo Daniel Guzmán.
¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!