El discurso del presidente de la Academia en los Goya 2020

enero 26, 2020 34 Edición ·

Mariano Barroso anuncia que el 2021 será el Año Berlanga, “para celebrar el centenario del nacimiento de uno de nuestros padres”

El presidente de la Academia, Mariano Barroso, ofrece el tradicional discurso en la gala de los Goya, donde celebró la asistencia a nuestros cines este año –”con el segundo mejor dato de la pasada década”–, y  el reconocimiento internacional para nuestro cine y aseguró que “nuestra definición de éxito es contar historias con las que nuestro público se identifique”.

“Enhorabuena a las salas y a las distribuidoras que operan en nuestro país, parte esencial del cine español, porque han hecho muy bien su trabajo”, felicitó el presidente en su intervención, donde recordó que el cariño de los espectadores también es un premio, como han constatado las taquilleras Padre no hay más que uno, Lo dejo cuando quiera, Si yo fuera rico “y muchas de las nominadas hoy aquí”.

2019 ha sido el año en el que las plataformas han apostado por la producción de cine en España, pero también un año de muchos reconocimientos internacionales para le cine español. Los premios en el Festival de Cannes para Antonio Banderas, Oliver Laxe,  Albert Serra; para Marta Nieto, la protagonista de Madre, en el Festival de Venecia; la nominación a los Globos de Oro, a los BAFTAS, y al Oscar de Dolor y gloria; y la elección de Buñuel en el laberinto de las tortugas como mejor película de animación europea son algunos de los logros para nuestro cine que destacó el presidente de la Academia, que deseó suerte en sus nominaciones al Oscar para Antonio Banderas, Pedro Almodóvar y Sergio Pablos, nominado por Klaus.

“Os agradecemos que sigáis dando a conocer el talento, las realidades y los sueños de nuestro país por todo el mundo”, aplaudió Barroso, que defendió el papel del cine para reflejar nuestra realidad: “Si alguien viera una película de Buñuel, o de Pilar Miró, o de Berlanga, o de Fernán Gómez, o de Josefina Molina, o de Juan Antonio Bardem, o de Saura… Se haría una idea muy cercana del país y de sus gentes”. Precisamente a uno de estos nombres dedicará la Academia de Cine el 2021, año declarado como el Año Berlanga, para celebrar el centenario de su nacimiento.

Junto al cine, la gran protagonista del discurso de Barroso fue Pepa Flores, destinataria del Goya de Honor. “¿Por qué hay personas que permanecen en nuestra memoria para siempre? ¿Por qué su voz, su rostro, su luz atrapan a un país entero, a varias generaciones, de por vida? Con su trabajo y su presencia, Marisol nos venía a decir que, incluso en los tiempos más difíciles –o en esos tiempos más que nunca–, la alegría, real o imaginada, es innegociable”, reflexionó el presidente, que destacó la unanimidad con la que se recibió la noticia del premio para Pepa Flores.

En su discurso también ha tenido espacio para reivindicar a los profesionales del cine español, muchos de los cuales se enfrentan al desempleo, la precariedad y la poca visibilidad. “Guionistas, sonidistas, operadores de cámara, maquilladores… no son famosos. Pero son imprescindibles. Sin ellos no hay historias que contar”, afirmó,

Mariano Barroso cerró su discurso defendiendo que “nuestra definición de éxito es contar historias con las que nuestro público se identifique. Viva donde viva y piense como piense. Compartir preguntas para las que, quizás, no tenemos respuesta. Romper prejuicios, clichés y estereotipos. Reflexionar sobre lo que nos pasa, desde la carcajada, o desde la emoción. Para eso estamos aquí, no para ser famosos. Como nos enseñó Pepa Flores, que encontró su éxito personal cuando renunció a la fama”.

 

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!