Y el Goya de Honor es para…

Foto de Miguel Picazo

Goya de Honor 1997 · 11 Edición

Miguel Picazo

Director

Cazorla (Jaén), 1927

Casi toda su dilatada carrera ha transcurrido en televisión, aunque también ha dirigido cinco largometrajes. En 1997, recibía el Goya de Honor, de manos de Luis García Berlanga y Aurora Bautista, actriz de su primera y más aclamada película, La tía Tula (1964). El galardón de la Academia fue su punto de inflexión para decidir jubilarse y buscar retiro en Cazorla (Jaén), su pueblo natal, donde ahora reside.

Cinéfilo empedernido desde los 12 años, estudió en la IIEC, antigua Escuela Oficial de Cine, donde se licenció en 1960, teniendo entre sus profesores a maestros como Luis García Berlanga o Carlos Saura. Tras realizar varios cortos y ver abortado por la censura su primer proyecto, Jimena, sobre la figura de la esposa de El Cid, debuta a los grande, en 1964, con La tía Tula, adaptación de la novela de Unamuno, que se alzó con dos galardones (Mejor Película de Habla Hispana y Mejor Director) en el Festival Internacional de San Sebastián.

Miguel Picazo. Goya de Honor (1)

Considerada una de las obras maestras del cine español, La tía Tula fue puntera en lo que se conoció como el Nuevo Cine Español –que pretendía incorporar un aire fresco, al estilo de las nuevas olas europeas– y se convirtió en un éxito rotundo de crítica y público. Incluso, como recordó el director en una entrevista en El País, recibió el alabo del mismísimo Luis Buñuel, que la calificó como “la mejor película española que había visto nunca”.

A pesar del éxito de su primera película, la censura no le dejó sacar a flote diversos proyectos, como las adaptaciones Los hijos de Alvargonzález, de Antonio Machado y Hombres varados, de Torrente Malvido. No logra rodar su segunda película, Oscuros sueños de agosto, hasta tres años más tarde, después de lidiar de nuevo con la censura.

Entre los setenta y ochenta se centra en televisión, dirigiendo numerosas producciones, sobretodo adaptaciones literarias, como Rinconete y Cortadillo, de Miguel de Cervantes (1971) o Sonata de primavera, de Valle-Inclán (1973). También rueda otro largometraje, Extramuros (1985). Hombre polifacético, intervino además como actor, desde los años sesenta hasta los noventa, en diversas producciones, con apariciones en títulos como Tesis (Alejandro Amenábar, 1996).

Miguel Picazo. Goya de Honor

Miguel Picazo y José Luis Borau

Miguel Picazo y José Luis Borau

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!