Los nominados al Goya a Mejor Cortometraje de Ficción

Los directores de El nadador, Foreigner, Maras, Suc de síndriaXiao Xian desgranan las historias con las que aspiran al Goya

Hermandad | Por Pablo Barce

Cuesta poner en palabras lo que pienso al ver que hemos llegado tan, tan lejos. Sin duda, lo que más orgulloso me hace sentir es haber traducido en imágenes una historia escrita por mi padre hace ya quince años. Prácticamente es la mitad de mi vida y, sin embargo, la situación está lejos de cambiar. No creo que persiguiéramos ser originales, sino llevar un pedazo de realidad a la gran pantalla en un momento tan convulso como el que vive nuestro país. Hablamos de personas que para una parte del mundo son un problema, cuando están dejándolo todo atrás buscando un ideal. Nosotros queríamos poner el acento en la otra orilla, retratando Marruecos de la forma más honesta que pudimos, sin adulterar, conviviendo con sus gentes y haciendo que los actores formasen parte del paisaje que nos regalaba Larache cada día. Siento que, de alguna manera, robamos una pizca de su esencia gracias al favor de sus habitantes y del equipo del corto al completo, todos ellos –marroquíes y españoles, en hermandad– remando a contracorriente para que la travesía de nuestro nadador tuviese un final feliz.

 

Humanidad a flote | Por Carlos Violadé

Foreigner es una película que quiere sacar a la luz algo que nos une a todas las personas, independientemente de nuestra nacionalidad, raza o creencia; una palabra que, curiosamente, nos define como especie: la humanidad.

Foreigner nos hace navegar sin control para tratar de sacarnos de nuestra zona de confort y llevarnos a una situación límite, de vida o muerte; un lugar desde el cual, la mayoría de las personas que lo experimentan, se dan cuenta con claridad de qué es lo verdaderamente importante en sus vidas.

Puede que sea necesario, ahora más que nunca, liberarnos de prejuicios y ponernos de verdad en el lugar del otro. Sin embargo, seguimos construyendo cada vez más fronteras que nos aíslan, nos separan y nos hacen ser cada vez más extranjeros.

Quizás sea el cine la mejor y más poderosa herramienta para transportarnos a un lugar lejano, al que nunca llegaríamos por nuestros propios medios, y así hacernos sentir profundamente experiencias que puedan transformar nuestra mirada y sacar a flote ese sentimiento de humanidad que nos une y que todas las personas llevamos dentro.

Arma social | Por Salvador Calvo

Maras surge de la colaboración con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado mientras estábamos preparando la película Adú. Allí ellos nos contaron la problemática de El Salvador, con cifras escalofriantes como sus 13 000 homicidios al año y 36 muertes violentas al día en un territorio igual a la comunidad de Madrid. Como resultado, siete de cada diez salvadoreños desea abandonar su país, no encontrando asilo en ningún lugar del mundo por no provenir de un país en guerra.

Esto nos sorprendió, pues ignorábamos una realidad que esta fuera de telediarios y portadas de periódicos.

¿Qué hacer? Utilizar el cine, lo que hacemos, como arma social que puede ayudar a concienciar sobre una situación injusta y desconocida. Manos a la obra. Alejandro Hernández escribió una historia apasionante a partir de los testimonios y vivencias reales que fue clave para ir sumando esfuerzos altruistas de mucha gente, consiguiendo un equipazo tanto artístico como técnico muy comprometido. Así fue que, con los escasos recursos de un corto pero con mucha imaginación y entrega, dimos vida en cuatro días a un suburbano “El Salvador”, en pleno Madrid. El resultado esperamos que sirva para denunciar esta situación.

Sanación y acompañamiento | Por Irene Moray

Este corto nació de la necesidad de aportar luz a un tema tan complejo como la superación de una violación. Con todo el equipo hemos trabajado duramente para darle forma a esta historia con empatía y respeto, siempre con el foco en la posibilidad de sanación.

Viajamos con Bárbara y Pol un fin de semana a la naturaleza, para observar las oportunidades de aprendizaje y renovación que pueden resultar de una experiencia tan dolorosa. Con confianza y compasión, ambos redefinirán su sexualidad y esto la ayudará a ella a reconectar con su cuerpo.

Para nosotros era importante mostrar un modelo de relación de pareja sano, huyendo de los tópicos tóxicos que solemos encontrar en las pantallas. Bárbara, lejos de ser una víctima, es una persona fuerte, divertida y asertiva, y Pol es lo suficientemente sensible y maduro para no intentar salvarla sino acompañarla en su camino disfrutando de la luz, el agua, el viento y la fruta.

Este corto lo hemos hecho con amor. Por nosotros y por todas las personas que han sufrido una situación parecida y siguen abriéndose paso al mundo con la cabeza alta y el corazón abierto.

Una experiencia magnética | Por Jiajie Yu Yan

Xiao Xian es un oscuro cuento de hadas, un viaje introspectivo y personal sobre el despertar sexual de la protagonista. El cortometraje se sumerge en la comunidad china de una manera distinta, retrata la integración de la segunda generación de jóvenes con orígenes en el país oriental nacidos en España y cuenta una historia de amor entre dos mujeres, que sigue siendo un tema tabú y es censurado en China.

Xiao Xian se ha creado cuidando la estética visual, el tratamiento de la luz, los encuadres pictóricos, sugiriendo más que mostrando y narrando a través de las imágenes, los silencios, las miradas y los movimientos de cámara. La intención ha sido crear una experiencia lo más inmersiva, onírica e hipnótica posible, que transcienda los idiomas, dónde la estética espectral, el sonido misterioso y la música sensual acompañan a nuestra protagonista en esta noche de pulsión sexual y con tintes de melodrama.

Creo que Xiao Xian aporta una nueva visión, sensibilidad y perspectiva dentro del cine español, y además rompe con las barreras, los clichés y los prejuicios que hay sobre la comunidad china.

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!